Mejores Tocadiscos 2018: La guía más completa para saber cual comprar

Los tocadiscos son dispositivos que continúan ejerciendo una fascinación particular a todos los amantes de la música, ya que permiten disfrutar de un repertorio que va desde las grabaciones históricas (ahora muy raras de encontrar), hasta los éxitos más recientes. A diferencia de los medios digitales modernos, cada vez más compactos y fáciles de usar incluso para los usuarios novatos, los tocadiscos son herramientas mecánicas muy complejas que, por un lado, requieren más cuidado y atención, y por otro, ofrecen una experiencia única para los verdaderos amantes de la música.

Antes de analizar los factores a tener en cuenta a la hora de comprar una tocadiscos, vamos a entender brevemente cómo funciona.

¿Cómo funciona un tocadiscos?

Los tocadiscos simplemente giran un disco de vinilo a una velocidad constante, convirtiendo los datos en las pequeñas ranuras de la superficie del disco en señales eléctricas. Estos son los principales componentes de estos dispositivos:

  • Fonochasis: es la estructura portante de toda la plataforma giratoria. Es esencial que sea sólido, ya que las vibraciones a las que está sometido el dispositivo, que podrían afectar negativamente a la calidad de la reproducción, dependen en cierta medida de él;
  • Plato giradiscos: la parte en la que se colocan los vinilos, que gira gracias a un motor;
  • Estera: fabricada en materiales antideslizantes, descansa sobre el plato y reduce las vibraciones y las interferencias durante la reproducción, además de garantizar una mayor estabilidad a la velocidad de rotación del disco;
  • Clavija de centrado: es una pequeña protuberancia en el centro de la placa, que se introduce en el agujero de todos los discos. Forma parte del cigüeñal y mantiene el vinilo perfectamente centrado en el propio plato;
  • Brazo fonocaptor: Barra móvil, generalmente de aluminio, que sostiene la cabeza del tocadiscos y se coloca sobre el vinilo para permitir su reproducción. Hay varias formas y longitudes de estos, que también pueden influir parcialmente en el coste final del producto;
  • Cápsula fonocaptora: A menudo confundido con el cartucho, es en realidad el casco el que permite conectarlo al brazo de la plataforma giratoria. Cabe señalar que no está presente en todos los modelos de plataformas giratorias;
  • Ajuste de spitch (solo en algunos modelos): Dependiendo del disco que desee escuchar, la velocidad del tocadiscos debe ajustarse correctamente. Por lo general, se trata de una operación muy sencilla, ya que basta con pulsar un botón correspondiente a su formato preferido (por ejemplo, 33 ó 45 vueltas).

Dependiendo del modelo y de la gama de precios, por supuesto, puedes encontrar varios componentes adicionales, como el antipatinaje o el control del tono, cuya importancia es relativa en función del uso que desees hacer del tocadiscos y de la experiencia previa del usuario con dispositivos de audio de alto nivel.

regresar al menú ↑

Comparativa Tocadiscos

Imagen
Audio-Technica AT-LP60USB - Tocadiscos de correa (220 W, 230 V, 50 dB, 60 Hz, USB), plateado
Valoración
Precio
129,90 €
Modelo
Imagen
Pioneer PL-30-K - Tocadiscos (ecualizador Phono, selector 'On/Through', brazo fonocaptor), color negro
Marca
Valoración
Precio
354,98 €
Imagen
Dual DTJ 301.1 USB - Tocadiscos para DJ (33/45 U/min, control de velocidad, sistema fonocaptor magnético, iluminación de agujas, cable USB), color negro [Importado de Alemania]
Marca
Valoración
Precio
228,99 €
Modelo
Imagen
Sunstech PXR3 - Tocadiscos (33 y 45 rpm, USB, FM), color marrón
Marca
Valoración
Precio
108,77 €
Modelo
Imagen
Sony PSHX500 - Tocadiscos con Capacidad para convertir a Audio, Dos velocidades, Negro
Marca
Valoración
Precio
375,49 €
regresar al menú ↑

Especificaciones técnicas más importantes de los tocadiscos

Muchas personas creen que el vinilo proporciona una calidad de sonido mucho mejor que los archivos digitales, ya que se comprimen varias veces para ocupar el menor espacio posible. Esto es especialmente cierto en el caso de las pistas subidas a los servicios de streaming online (como Spotify), pero hay que recordar que no se trata de una regla general que se aplique a cualquier archivo digital, de la misma manera que no todos los vinilos se graban con unos estándares de calidad especialmente altos.

Más allá de la calidad de los discos individuales, hay algunas características técnicas básicas que deben tenerse en cuenta antes de comprar un tocadiscos, ya que pueden ofrecer información importante sobre la reproducción de sonido. Veamos las principales.

Relación señal/ruido

S/N Ratio es una abreviatura de relación señal/ruido. En esencia, este valor medido en decibelios indica la proporción entre el nivel de la señal de audio y el del ruido de fondo, traduciéndose así en un dato fundamental para entender la calidad de la reproducción musical. En este caso, cuanto mayor sea la relación señal/ruido, mejor será la calidad del tocadiscos, ya que la música prevalecerá sobre el zumbido y la interferencia de la señal. Para obtener resultados de alta calidad, se recomiendan modelos con una relación S/R superior a 65 dB.

Wow y Flutter: la variación de velocidad

Wow and Flutter es un término inglés que actualmente se utiliza también en español para indicar, en particular, la precisión de la rotación del disco. Teniendo en cuenta que las pequeñas variaciones de velocidad son suficientes para disminuir la calidad de la reproducción de audio, es esencial que el tocadiscos pueda garantizar la máxima precisión posible. En este caso, cuanto más bajos sean los datos de Wow y Flutter, mejor será el producto: generalmente recomendamos elegir dispositivos con un valor inferior al 0,25%.

1. Características de reproducción

Un segundo factor a considerar a la hora de elegir un tocadiscos ideal son varias características relacionadas con la reproducción del vinilo. Aquí están los principales datos a los que hay que prestar atención:

  • Velocidad: La velocidad de reproducción depende del disco único que desees escuchar. Los más comunes son 33 rpm (o para ser más precisos 33 y 1/3), también conocidos como LP, y 45 rpm, utilizados principalmente para comercializar grabaciones individuales. Estos dos formatos son generalmente soportados por la gran mayoría de los tocadiscos, incluso en el extremo inferior de la escala de precios. Más raros, sin embargo, son los modelos que también ofrecen la posibilidad de reproducir a 78 rpm, o EP, por lo que normalmente es necesario tener un cabezal especial que pueda leer correctamente las pistas de este formato. Por lo tanto, es importante revisar la colección de vinilos antes de elegir un producto en particular.
  • Preamplificador: Para poder escuchar un vinilo no basta con tener un tocadiscos, sino que es imprescindible disponer de un sistema de amplificación que permita alcanzar un volumen suficiente para disfrutar del sonido. Algunos modelos tienen un pequeño amplificador integrado, pero su calidad no puede compararse con los dispositivos externos dedicados específicamente a esa función. En general, los productos económicos permiten una escucha inmediata gracias a este componente adicional, mientras que los más costosos no lo hacen, lo que permite al usuario equiparse con el mejor equipo de alta fidelidad posible.
  • Reproducción automática o manual: Esta discriminación es especialmente importante para los usuarios que utilizan el tocadiscos por primera vez. Los modelos manuales, de hecho, requieren que el usuario coloque el brazo mecánico sobre el vinilo, una operación sencilla que requiere cierta delicadeza y familiaridad con este tipo de dispositivo, ya que un gesto demasiado brusco podría dañar el disco que se está reproduciendo o la cabeza. Los tocadiscos automáticos, en cambio, disponen de un botón similar a los reproductores de CD, que permite que esta operación se realice de forma totalmente automática, sin ninguna otra acción por parte del usuario. Ningún método tiene méritos particulares en comparación con el otro, y la elección depende en gran medida de los gustos y necesidades personales.
  • Tipo de tracción: Esta especificación indica cómo gira el plato del tocadiscos, y se pueden encontrar modelos de transmisión directa o de correa. Los primeros ofrecen una velocidad constante y una gran precisión de sonido, y también son perfectos para DJs ya que permiten mezclar y tienen un tiempo de respuesta mínimo. Los tocadiscos de banda, generalmente preferidas por los expertos en música, proporcionan menos vibración, absorbida en gran parte por una banda elástica a través de la cual el motor transmite el movimiento al plato. Hay que decir que se puede conseguir un rendimiento óptimo con ambos sistemas, incluso con productos de gama media, a menos que se esté en una condición o entorno particular que requiera específicamente el uso de un modelo específico.
  • Parada automática: Algunos modelos, especialmente los modelos medios-altos, tienen una función adicional que bloquea automáticamente la rotación del disco una vez finalizada la reproducción. Esto puede ser extremadamente conveniente, ya que el usuario puede alejarse fácilmente del dispositivo sin el riesgo de que el vinilo sea dañado por una operación prolongada.

2. Conexiones

Como hemos visto en el párrafo anterior, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de comprar un tocadiscos es la presencia o ausencia de un preamplificador. Incluso si está equipado en el modelo que hemos elegido, sin embargo, la evaluación del número y tipo de conexiones disponibles es un paso fundamental antes de comprar. Por lo general, en una plataforma giratoria, tanto económica como media-alta, puedes encontrar al menos una salida por cable RCA, compatible con casi todos los amplificadores y altavoces externos y necesaria para cualquier persona que desee obtener una buena reproducción de nivel. A veces también hay una entrada de auriculares, con una toma normal de 6,35 o 3,5 mm, especialmente adecuada para DJs o para aquellos que buscan un modelo que permita una escucha continua sin límites de tiempo.

Digitalización de vinilos a través de USB

Desde hace varios años los tocadiscos han estado en el mercado con un puerto USB, que te permite conectar un ordenador y digitalizar el vinilo a través de software a menudo incluido en el momento de la compra. Para muchos usuarios esto puede parecer una adición poco útil, ya que muchos álbumes modernos incluyen un código para descargar la versión digital del disco en sí a la copia física. Sin embargo, para aquellos que poseen un buen número de vinilos antiguos que contienen registros históricos particularmente valiosos, la posibilidad de mantener una copia en formato digital puede ser una ventaja particularmente interesante. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el proceso de digitalización puede durar varias horas, dependiendo de los discos seleccionados, por lo que se requiere una inversión razonable de tiempo para llevar a cabo este tipo de operación.

Tarjetas SD

Otra función, que mencionamos para completar, es la presencia de una entrada para la tarjeta SD. Esta es una adición que sólo se encuentra en los modelos más asequibles, que tienen amplificadores internos y también pueden actuar como altavoces. Obviamente, esta no es una característica importante para aquellos que buscan un producto de calidad dedicado exclusivamente al vinilo, pero puede ser apreciado por los usuarios sin exigencias especiales que prefieren un dispositivo con más funcionalidad.

3. Diseño y dimensiones

Aunque el diseño del producto casi siempre se considera un factor puramente estético, esto es de particular importancia para los tocadiscos, no sólo porque son generalmente bastante grandes, que pueden convertirse en una parte integral de los muebles, sino también porque algunos modelos no tienen la protección necesaria y pueden dañarse fácilmente. Por lo general, están equipados con una cubierta de plástico o madera que cubre completamente el plato y el brazo, para minimizar la intrusión de polvo y humedad. Aunque esto parece una adición barata y definitivamente no muy avanzada, no todos los modelos están equipados con ella, mientras que otros ofrecen una estructura similar a una maleta que es más pequeña que el tamaño máximo de un vinilo. Si la cubierta se cierra durante la reproducción, puede romper fácilmente el disco o dañarlo muy seriamente.

Esto también se relaciona con el tamaño de la base giratoria, que por un lado puede parecer más ventajoso cuando es más compacta, pero por otro lado nunca debe ser menos que el vinilo.

Por último, también debe tenerse en cuenta la longitud del brazo mecánico: aunque no determina exclusivamente la calidad del brazo en sí, puede influir en cierta medida en la calidad de la reproducción. Un brazo más corto, de hecho, tiene un mayor margen de error de tangencia al seguir el palpador, lo que resulta en un deterioro de la calidad de reproducción.

4. Precio

Actualmente en el mercado se pueden encontrar modelos en todas las gamas de precios, desde menos de 100 € hasta más de 1000 €.

Los productos baratos, hasta 300 €, son generalmente adecuados para aquellos que no tienen ningún interés particular en la calidad de audio, pero están más interesados en el objeto en sí y en la capacidad de escuchar, de vez en cuando, viejos discos.

La gama media, que oscila entre los 300 y los 800 €, es adecuada para aquellos que quieren acercarse más seriamente al mundo del vinilo, con un producto que puede durar en el tiempo y ofrecer una buena calidad de reproducción.

La gama alta, a partir de 800 €, sólo se recomienda para aquellos que ya tienen una amplia experiencia en la industria, tienen un excelente sistema de amplificación y son capaces de apreciar plenamente la calidad que ofrecen los tocadiscos extremadamente caros.

¿Es importante la marca?

En alta fidelidad, como en muchos otros campos de la electrónica, la marca puede marcar una gran diferencia. A pesar de que en los últimos años los productos de casas prácticamente desconocidas se han expandido y popularizado porque son extremadamente baratos, las marcas que han hecho historia del vinilo siguen siendo los más fiables, lo que representa una garantía para los usuarios que con el paso del tiempo han aprendido a apreciar la calidad de los tocadiscos. Entre las más conocidos se encuentran Pioneer, Sony y Audio Technica, cuyos catálogos incluyen modelos en diferentes gamas de precios, que satisfacen la gran mayoría de las necesidades. A menos que quieras bajar de 100 €, es aconsejable confiar en marcas de primer nivel.

Mejores Tocadiscos 2018: La guía más completa para saber cual comprar
5 (100%) 2 votes

NOTA: Toda la información de los productos en Amazon.es se actualiza diariamente.